Ilusión y murcianía

Vivencias inolvidables, situaciones incomparables y experiencias únicas. Vivir las Fiestas de Primavera desde la responsabilidad y la ilusión que supone su organización, junto a todo el Equipo de Gobierno, ha sido algo fantástico.

En mi mente perdurarán muchos recuerdos de estos días tan intensos como compartir los nervios ante la elección de la Reina de la Huerta, sentir esa emoción que se vive ante la Virgen de la Fuensanta junto a miles de murcianos en la ofrenda floral o vestir mis zaragüeles y calzar mis esparteñas durante el Bando de la Huerta. Experiencias como anunciar a toda la ciudad desde el balcón principal de la Casa Consistorial que La Sardina ya estaba en Murcia y prender junto a Doña Sardina la mecha que puso fin a las Fiestas de Primavera.

 

La pasión por Murcia, la ilusión y la responsabilidad son sentimientos conjugados que nos hacen tener el ánimo y el aliciente suficiente para trabajar y planificar unas Fiestas de Primavera que afloren la alegría y familiaridad de todos los murcianos. Ahora, Murcia ya descansa, poniendo los ojos y el pensamiento en las próximas celebraciones.

 

Murcia es una ciudad cosmopolita con hermosas tradiciones. Protegerlas y alimentarlas es algo que nos compete a todos. Durante estos días hemos escrito nuevas páginas en la historia de Murcia donde predominan las palabras "costumbre, innovación, cultura y murcianía".

 

José Ballesta

Escribir comentario

Comentarios: 0